Desembocadura de la Rambla del Albujón a mediados de agosto (diversidad y superviviencia)

Mañana del 18 de agosto de 2015, entorno de la desembocadura de la Rambla del Albujón, junto a la Marina del Carmolí (Mar Menor, Murcia), los vencejos pálidos (Apus pallidus) se dan un banquete de insectos.

Siempre he dudado, en esta situación, entre dos interpretaciones:

1.- aves residentes, acumulando grasas para la cercana migración a tierras africanas donde pasar el invierno.

2.- Aves en paso migratorio, reponiendo “fuerzas” para continuar su periplo.

Si tenemos en cuenta que, por esta zona del sureste ibérico, los pálidos empiezan a migrar ya a finales de julio, cualquiera de las dos interpretaciones podrías ser correctas, incluso las dos.

Sin embargo, no so son los únicos en plena actividad premigratoria (o migradora), tórtolas europeas (Streptopelia turtur), chorlitejos chicos (Charadrius dubius), golondrinas (Hirundo rustica) … se nota una mayor actividad y abundancia tanto aquí, como en las zonas agrícolas cercanas.

Vencejos pálidos (Apus pallidus) alimentándose en la Marina del Carmolí (Cartagena)

Vencejos pálidos (Apus pallidus) alimentándose en la Marina del Carmolí (Cartagena)

Mientras varios juveniles de gaviota patiamarilla (Larus michahellis) descansan en la desembocadura de la Rambla, otro juguetea con una puesta de molusco gasterópodo marino (Hexaplex truculus, creo) a la que picotea, arranca pedacitos, la mueve de un sitio a otro, …

Larus michahellis juega con una puesta de gasterópodo (Hexaples) junto a la desembocadura de la Rambla del Albujón (Cartagena)

Larus michahellis juega con una puesta de gasterópodo (Hexaplex) junto a la desembocadura de la Rambla del Albujón (Cartagena)

Puesta de Hexaplex trunculus (probablemente)

Puesta de Hexaplex trunculus (probablemente) orillado en el Mar Menor

Desde que terminaron su nidificación en las islas y litoral cercano, hace ya semanas, algunas juveniles encuentran refugio en este rincón del Mar Menor, siempre en pequeños grupos de la misma edad (raro observarlas con ejemplares de mayor edad), aunque si admiten la compañía de juveniles de otras especies de gaviota, como la Audouin (algo más oscura) y la cabecinegra (algo más pequeña).

Gaviota de Audouin (Larus audouinii) juvenil, en compañía de michahellis. Desembocaduara d ela Rambla del Albujón (Mar Menor, Murcia)

Gaviota de Audouin (Larus audouinii) juvenil en primer plano (más oscura), en compañía de michahellis. Desembocadura de la Rambla del Albujón (Mar Menor, Murcia)

Superior: Gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus) Juvenil, junto a michahellis. Inferior: melanocephalus resto de edades (en el centro gaviota picofina)

Superior: Gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus) juvenil, más pequeña, junto a michahellis.
Inferior: resto de edades de melanocephalus (en el centro gaviota picofina)

Uno de los juveniles tiene “afectadas” las dos alas y no puede volar. De momento ha conseguido sobrevivir varias semanas gracias al alimento y protección que encuentra entre arbustos, matorral espinoso, playa y cañaveral, mosaico de microambientes cada vez más escaso en las monotemáticas playas de arena en las que hemos convertido el litoral del Mar Menor, empobreciéndolo. No entiendo que le habrá podido pasar, ni como ha llegado hasta aquí, pero no podía haber elegido otro sitio mejor, en las condiciones que se encuentra.

Gaviota patiamarilla (Larus michahellis) juvenil con alas rotas.

Gaviota patiamarilla (Larus michahellis) juvenil con alas rotas.

Buitrones (Cisticola juncidis) y carriceros (Acrocephalus scirpaceus) son los únicos que se atreven aún a cantar tímidamente en el canal de la rambla del Albujón, ahora repleto de cañas. Hasta las chillonas y abundantes currucas cabecinegras (Sylvia melanocephala) dejaron de cantar ante el martirio de este calor veraniego.

Buitrón (Cisticola juncidis)

Buitrón (Cisticola juncidis)

La nota más negativa la muestra el comportamiento de una pareja de chorlitejos patinegros (Charadrius alexandrinus) y un andarríos chico (Actitis hypoleucos), moviéndose sin cesar, tratando de encontrar un rincón de playa donde posarse con cierta tranquilidad. Los diferentes visitantes de la laguna no se lo ponemos fácil (pescadores, senderistas, fotógrafos, paseadores de perros, ciclistas, naturalistas, … ) y en un día como hoy, de mediados de agosto, deberíamos todos tenerlo presente.

Andarríos chico (Actitis hypoleucos) sobrevuela el litoral de la Marina del Carmolí (Cartagena)

Andarríos chico (Actitis hypoleucos) sobrevuela el litoral de la Marina del Carmolí (Cartagena)

Saludos cordiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s