El Misterio de la Focha en el Mar Menor

La focha común y el Mar Menor, el primero, una especie abundante y bien conocida en la Región de Murcia (donde vivo) y en España. El segundo, una gran laguna litoral, escenario habitual del turismo de sol y playa, y un espacio natural “protegido” singular.

Localización del Mar Menor

Localización del Mar Menor y la desembocadura de la Rambla del Albujón

La focha común (Fulica atra) es un magnífico superviviente, con muchas características para triunfar en un medio ambiente cambiante como el que plantea el ser humano: flexible y adaptable, inteligente y agresiva, con elevada productividad y excelente padre/madre y, por si fuera poco, tolerante con la presencia humana.

Focha común (Fulica atra), alimentándose de pan

Focha común (Fulica atra), alimentándose de pan

Comportamiento territorial de focha común (Fulica atra), atacando a intruso (focha moruna)

Comportamiento territorial de focha común (Fulica atra), atacando a intruso (focha moruna)

Aunque en la época de nidificación si precisa de unas condiciones particulares, en invierno éstas se reducen a una “mínima expresión”.

Por eso, a partir de ahora, te voy a hablar de la focha durante el periodo invernal (en enero).

Pero vuelvo a sus características biológicas. Es una especie residente en España, donde puede realizar dispersiones tras la reproducción y fugas por sequías; siendo migradoras solo las poblaciones del norte de Europa. Por eso, a nuestras fochas residentes, se les unen en invierno un contingente invernal. Su alimentación es fundamentalmente vegetariana, muy apta para entornos eutrofizados.

Focha común (Fulica atra), cuidando de la prole

Focha común (Fulica atra) cuidado de la prole, alimenta con plantas y algas acuáticas a los pollos

Como conclusión, podíamos decir, que la focha común es una especie preparada para tener éxito. Y estas características se ven reflejadas en su estado actual de conservación en Europa y España, donde parece tener una tendencia positiva (SEO-BirdLife).

Grupo de focha común (Fulica atra) en el Mar Menor

Grupo de focha común (Fulica atra) en el Mar Menor

La evolución de su población en la Región de Murcia en los últimos 40 años, también, constituye un ejemplo de este éxito. En 1973 era considerada ocasional en el Mar Menor, incluso en invierno. A inicios de los años 80 había conseguido colonizar unos pocos humedales artificiales, nidificando en ellos (siendo más abundante en invierno). A principios de los 90 ya nidificaba en numerosos humedales de toda la geografía murciana, incluidos los humedales del entorno del Mar Menor, pero aún en escaso número. Así, se ha ido haciendo mas frecuente y visible durante todo el año (más abundante siempre en invierno), y hoy la podemos encontrar en cualquier pequeña balsa de regadío a la que nos asomemos o, en general, a cualquier pequeño/gran humedal artificial con un mínimo de vegetación sumergida (alimento) y en su orilla (protección).

Balsas de regadío, hábitat de focha común (Fulica atra) en la Comarca de Cartagena

Balsas de regadío, hábitat de focha común (Fulica atra) en la Comarca de Cartagena

Y la pregunta es inevitable, ¿que ocurrió en Murcia a partir de los años ochenta?, ¿Que hizo que las poblaciones de focha, y de otras aves acuáticas, aumentaran de esta forma?. Inicialmente se puede pensar en dos factores, uno la aprobación de normas de protección de la Naturaleza (por ejemplo, la Ley 4/1989), que trajeron mayor seguridad y tranquilidad a los ecosistemas españoles en general, y al Mar Menor en particular.

Mar Menor, grupo de cormoranes (Phalacrocorax carbo) y practicando remo

Mar Menor, grupo de cormoranes (Phalacrocorax carbo) y practicando remo

La otra, de índole más local, la llegada de las aguas del trasvase Tajo-Segura al Campo de Cartagena para la apertura de nuevos regadíos. El Mar Menor es el fondo de una cubeta plana y de gran superficie formada por el Campo de Cartagena, el lugar a donde va a parar el agua de la escorrentía agrícola. Pero con el agua, también, entran a la laguna grandes cantidades de otras sustancias, como los fertililzantes de la agricultura, que ocasionaron un proceso rápido de eutrofización de sus aguas que aún hoy continua.

Canal del trasvase Tajo-Segura y sus consecuencias: balsas de regadío y agricultura

Canal del trasvase Tajo-Segura y sus consecuencias: balsas de regadío y agricultura

Por tanto, las aguas del Mar Menor cambiaron, pero no solo por el agua de escorrentía y fertilizantes de los nuevos regadíos, sino también por el dragado de la gola del Estacio (1973), ampliando y profundizando lo que era un canal natural, y que permitió la entrada a la laguna de grandes embarcaciones. Pero, también, aumentó el flujo de entrada de aguas mediterráneas al Mar Menor, iniciándose un proceso de “mediterraneización” de la laguna.

Gola del Estacio, junto al puerto deportivo "Tomás Maestre"

Gola del Estacio, junto al puerto deportivo “Tomás Maestre”

Resumiendo, tenemos un Mar Menor con una temperatura y salinidad menos extremas de lo que fueron en el pasado, ahora más parecidas al Mediterráneo y, además, con mayor carga de nutrientes (fertilizantes). Es decir, el Mar Menor se ha convertido por obra y gracias de la mano humana en un pequeño apéndice del gran Mediterráneo con una carga orgánica que ha eutrofizado sus aguas. En su ribera, grandes cañaverales “marcan” las entradas de agua dulce a la laguna, buen hábitat para las fochas que los utilizan para alimentarse y esconderse.

Mar Menor y tramos con vegetación natural

Mar Menor y tramos con vegetación natural

Sin embargo, según los datos del Censo Invernal de Aves Acuáticas (CIAA) de la región de Murcia realizados por ANSE (Asociación de Naturalistas del Sureste), la focha podría estar experimentando un ligero descenso (estadísticamente no significativo). Por lo que parece, en Murcia, el proceso expansivo iniciado en los 80 se podría estar deteniendo, aunque esto es aventurado de concluir ya que la focha experimenta fuertes variaciones interanuales debido a modificaciones hídricas en sus principales humedales).

Evolución abundancia focha común (Fulica otra) en la Región de Murcia, según CIAA (2003-2013)

Evolución abundancia focha común (Fulica atra) en la Región de Murcia, según CIAA (2003-2013)

Respecto al hábitat, en el territorio regional, prefiere los humedales artificiales (grandes embalses, balsas de regadío, estaciones depuradoras de aguas residuales) a los naturales, ocupando el 78 % de la población los primeros y solo el 22 % los segundos (ANSE, Evolución de los resultados del Censo Invernal de Aves Acuáticas de la Región de Murcia 2003- 2013).

Desde ANSE venimos realizando un seguimiento mensual de la EDAR de Cartagena (Estación Depuradora de Aguas Residuales) que nos ha permitido describir a este humedal artificial como uno de los más importantes para las aves acuáticas en la Región. Aquí, los datos de la focha, muestran una población invernal abundante y con tendencia positiva. Parece que este dato corrobora el gusto de esta especie por los humedales creados por las personas.

Evolución abundancia focha común (Fulica otra) en la EDAR de Cartagena (2007-2015)

Evolución abundancia focha común (Fulica atra) en la EDAR de Cartagena (2007-2015)

Sin embargo, los datos son muy distintos en el entorno del Mar Menor en los últimos años. En una serie de tramos litorales aún no destruidos por las urbanizaciones (playa de la Hita-punta Galera, Borrambla y humedal del Rame, desembocadura de la Rambla del Albujón, Marina del Carmolí y Lo Pollo), tenemos datos “homogéneos” (mismo esfuerzo) desde el año 2002 al 2015, gracias a los CIAAs de ANSE, que nos hablan de una rápida y progresiva disminución de la población de nuestras protagonistas.

Evolución abundancia focha común (Fulica otra) en humedales del litoral del Mar Menor (2002-2015)

Evolución abundancia focha común (Fulica atra) en humedales del litoral del Mar Menor (2002-2015)

Si ampliamos nuestra “lente” de observación y nos fijamos, también durante los CIAAs, en los resultados obtenidos desde embarcación recorriendo las aguas de todo el Mar Menor, se aprecia esta clara tendencia negativa.

Evolución abundancia focha común (Fulica otra) en el Mar Menor, en censos desde embarcación (2002-2013)

Evolución abundancia focha común (Fulica otra) en el Mar Menor, en censos desde embarcación (2002-2013)

Pero incluso si cerramos nuestro “zoom” de observación a uno de estos tramos en particular,  la desembocadura de la Rambla del Albujón, donde tengo datos de censos sistemáticos que realicé entre los años 2009 y 2012, los resultados no hacen otra cosa sino enfatizar esta importante disminución de fochas en el Mar Menor.

Parece que en este tipo de lugares menos antropizados, más naturales, es donde no parece irle tan bien a la focha.

Desembocadura de la Rambla del Albujón, Mar Menor,grupos de focha común (Fulica atra)

Desembocadura de la Rambla del Albujón, Mar Menor,grupos de focha común (Fulica atra)

La desembocadura de la rambla del Albujón es un rincón privilegiado en el perímetro del Mar Menor. Es la mayor rambla que drena el Campo de Cartagena, y que ahora arroja grandes cantidades de agua y fertilizantes (antes ya comente el motivo) manteniendo una elevada densidad vegetal tanto en las orillas de la rambla (transformada en un amplio canal) como en el medio marino donde entran sus aguas en el Mar Menor.

Desembocadura de la Rambla del Albujón en el Mar Menor

Desembocadura de la Rambla del Albujón en el Mar Menor

Comentando con cierto detalle estos resultados, podemos observar como fue abundante hasta enero de 2010, fecha en la que prácticamente desaparece. En enero de 2009 la media de los censos efectuados en la zona fue de 86 fochas, en enero del siguiente año fue de tan solo 4, en 2012 no hubo ninguna, así como desde entonces hasta hoy.

Evolución abundancia focha común (Fulica atra) en la desembocadura de la Rambla del Albujón (2009-2012)

Evolución abundancia focha común (Fulica atra) en la desembocadura de la Rambla del Albujón (2009-2012)

¿Cual es la razón por la que una especie como la focha en un entorno aparentemente óptimo, de repente, casi desaparece en una zona donde está abundantemente presente?.

Te hago un pequeño listado de posibles razones que se me ocurren y sus correspondientes comentarios a modo de reflexiones personales, con las que puedes estar o no de acuerdo, lógicamente.

Razón posible 1: porque forma parte de un proceso general de desaparición en un área de mayor extensión y, por tanto, lo hace en cada una de sus partes.

Comentario: No parece probable porque, como ya hemos visto, su situación en España y Europa es de una tendencia estable-positiva.

Razón posible 2: porque está ocurriendo un cambio en su zona de invernada, por el cual, ha dejado de invernar tan al sur y su límite actual estaría algo más al norte de Murcia. Las aves invernantes ya no llegan tan al sur, tal y como podría estar ocurriendo con otras especies (por ejemplo la serreta mediana).

Comentario: El límite de su actual área de invernada llega hasta el norte de África. No parece que Murcia esté cerca del límite de su área de invernada. Además, en los humedales artificiales de Murcia, como la EDAR de Cartagena, su población tiene tendencia positiva.

Razón posible 3: porque la calidad del hábitat para la focha en el entorno del Mar Menor se está deteriorando.

Comentario: no detecto, al menos visualmente, cambios en la estructura y composición del hábitat en los humedales del litoral del Mar Menor que lo justifiquen. En todo caso, podría haber, incluso, más densidad de cañaveral y mayor eutrofización de las aguas de la laguna.

Se me ocurren algunas razones más, pero esas las dejo para mejor ocasión (para no alargar más este largo post) o para una respuesta pertinente a tu posible comentario.

Espero que este largo post te haya gustado.

¿Se te ocurren más razones? ¿estás de acuerdo con las mías?. Te agradezco mucho tus comentarios.

Enlaces de interés.

Focha común, SEO BirdLife

Tendencias poblacionales de aves acuáticas invernantes en Murcia

La Serreta mediana, SEO BirdLife

Evolución resultados censo invernal de aves acuáticas en Murcia 2003-2013

Atlas de las aves reproductoras en España, 2003

Bibliografía.

Jose Damián Navarro, 1973. Datos sucintos sobre aves acuáticas del Mar Menor. Ardeola 19, páginas 57-60.

Vicente Hernández Gil y Francisco Robledano Aymerich. La comunidad de aves acuáticas del Mar menor (Murcia, SE de España): aproximación a su respuesta a las modificaciones ambientales en la laguna. En LA comunidad de aves acuáticas del Mar Menor (Murcia, SE de España), páginas 109-121.

2007. Guía de aves acuáticas del Mar Menor. Edita Consejería de Desarrollo Sostenible y Ordenación del Territorio.

Anuncios

4 comentarios en “El Misterio de la Focha en el Mar Menor

  1. Muy buena entrada Antonio. Personalmente, pienso que es por la cáda vez peor calidad de el agua del Mar Menor, pues cada vez está mas contaminado. Por lo que posiblemente, las aves desaparecen. Las fochas se localizaban normalmente en la boca de la desembocadura, que és donde viene a parar toda la porquería al mar. Ésta es mi opinión, aunque pudiéra ser por otras causas….
    Un saludo

    Me gusta

    • Hola Tomás, gracias por tu comentario. Hubiera sido muy esclarecedor tener datos de la desembocadura antes de la llegada de las aguas del Tajo (trasvase) y la expansión del regadío. Así podríamos compararlos con la situación actual. Pero el hecho de que la abundancia de fochas que tú bien conoces en la desembocadura ya forme parte del tramo histórico en el que las aguas y fertilizantes del trasvase ya llegan al Mar Menor podría apoyar, precisamente, lo contrario. Me explico: la eutrofización de la que se beneficia la focha al aprovechar las plantas y algas acuáticas como alimento (más abundantes con más “abono”), debería provocar mayor abundancia de fochas, no menor. Pero en la misma línea, lo que podría haber pasado, que yo lo desconozco, es que con las depuradoras y obras que se han podido hacer en los últimos años en la cuenca vertiente de la rambla del Albujón, la carga orgánica que recibe el Mar Menor pudiera haber disminuido, y con ello la focha. Esto es solo una teoría, pues desconozco la premisa, y es poco probable.
      Un abrazo.

      Me gusta

    • Hola Paco, te agradezco el recordatorio, simplemente “se me olvidó”. Como es de justicia darte una mas extensa explicación de la razón del olvido, y ya que forma parte del tema de la entrada, te diré que el post era bastante más largo, pero por eso, por no alargarlo en exceso, suprimí alguna de las cuestiones que comentaba inicialmente. Una de ellas es la diferencia “aparente” en la tendencia de la focha en la Región según el tipo de humedal. En los humedales artificiales podría no ir tan mal, léase EDAR de Cartagena, y estar compensando poblacionalmente los análisis globales de la Región, y la mayor caída de los humedales más “naturales”, léase el Mar Menor. Es decir, un cuarto punto a tener en cuenta podría ser que la especie esté seleccionando positivamente EDAR, balsas de regadío, …, antes que humedales naturales como el Mar Menor. Pero decidí no sacar este tema y “estirar” el post, porque carezco de los análisis pertinentes, y podría no ser cierto, es solo una “intuición”. Así, quedó fuera de la entrada esta parte y su referencia fundamental que era el trabajo de Carmen. No obstante DEBIA haber salido en los enlaces de interés, y este olvido si es mas importante. Corregido queda, y mis disculpas a Carmen y a los otros autores (entre los cuales me encuentro).
      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s