Migración y adaptabilidad

¿Cual es el motivo por el que las aves ejercen este magnetismo tan poderoso?, ¿que es lo que hace que me sienta tan fuertemente atraído por estos animales con plumas?. No creo que exista otro grupo de vertebrados tan “seguidos” y queridos como las aves.

Por mi parte, todo cobró sentido cuando leí, por primera vez, que las aves eran descendientes directos del otro gran grupo estrella (esta vez fósil) de vertebrados, los dinosaurios. Pero los hijos de aquellos “lagartos terribles” tienen un “algo mas”, esa guinda del pastel que para muchos se nos hace irresistible … y es que además … vuelan. Para mi son la reencarnación de un viejo y a veces olvidado sueño humano, el vuelo es el paradigma de la libertad, y a ella nos asomamos cuando, embelesados, contemplamos el rápido zumbido de un colibrí, el elegante planeo de una gaviota o el ingrávido deslizar del vencejo.

Sin salirme ni un ápice de un improvisado guión, aunque a veces me cuesta, llego a donde quería, a la migración. El gran acontecimiento anual que marca una nueva diferencia entre la pluma y el resto, algo que hace que la riqueza de este grupo, casi en cualquier lugar del mundo (Madagascar y sus reptiles, entre las excepciones) sea superior a la del resto de animales con cuatro extremidades. Cuando la naturaleza se vuelve imposible, unos pasan penurias, otros se duermen, o simplemente mueren. Pero las aves no, ellas cogen el camino y esquivan los malos tiempos buscando territorios con nuevas oportunidades. Además, lo hacen mostrando una capacidad de adaptación, y a una velocidad, sorprendente. Esto no hace más que incrementar mi pasión por su seguimiento pues, lo que hoy es, mañana puede cambiar. Si hoy hacen “ésto”, mañana hacen “aquello”. Así pues, todos los días son excelentes oportunidades para descubrir algo nuevo.

Migración en Estrecho de Gibraltar, Tarifa

Migración en Estrecho de Gibraltar, Tarifa

Desde 2011, SEO/BirdLife, realiza el seguimiento de la migración de un número cada vez mayor de especies a través de su marcado con emisores satélite GPS. Entre ellas, 23 aguilillas calzadas que, nidificando en tierras ibéricas, viajan a sus cuarteles de invierno subsahariano.

Águila calzada, La Rioja 2 - Cofin (SEO/BirdLife)

Águila calzada, La Rioja 2 – Cofin (SEO/BirdLife)

Hace poco descubrimos que la calzada “Ávila 1” atravesó, por el centro de Mauritania, el Sáhara en el otoño de 2011, y volvió la siguiente primavera por el mismo camino, con sorprendente precisión.

Viaje migratorio Avila 1, 2011-12

Viaje migratorio Avila 1, 2011-12

Encontramos otra situación al comparar las rutas elegidas por dos individuos diferentes. Su comportamiento migratorio ¿tendría que ser similar por compartir la Península como área de nidificación?, pues depende. La mayoría de las calzadas marcadas en la mitad oriental de la Península prefieren invernar en zonas también orientales, al sur del Sáhara. Mientras que las marcadas en la mitad occidental peninsular, invernan también en áreas más occidentales tras cruzar el Sáhara (datos de aguilillas en la parte oriental: Barcelona 1 y Ares; y en la occidental: Alqueva, Guadiana y Luna; temporada: 2012-13).

Luna,Guadiana,Alqueva,201213_Fotor_Fotor_Collage

Áreas de invernada oriental y occidental (SEO/BirdLife)

Sin embargo, encontramos una excepción con “Valiente”. Esta calzada nidifica en el sector más occidental ibérico pero inverna al sur del Sáhara, en el extremo oriental.

Viaje migratorio Valiente, 2012-13 (SEO/BIrdLife)

Viaje migratorio Valiente, 2012-13 (SEO/BIrdLife)

Pero si hoy sabemos que un individuo cruza por el corazón del gran desierto del Sáhara en su viaje intercontinental, mañana descubrimos que la siguiente primavera lo cruzó por una ruta mucho más al Oeste, ahorrándose 500 kilómetros de desierto, y volar cerca de las más fresquitas costas atlánticas marroquíes. Probablemente pensaría: “¿para qué volver el camino por algo tan grande e inhóspito?, ¿porque no probar algo diferente?”.

Viaje migratorio Madrid 3 (SEO/BIrdLife)

Viaje migratorio Madrid 3 (SEO/BIrdLife)

En resumen, el conjunto de calzadas marcadas, nos muestra que su área de invernada transcurre desde áreas cercanas a las costas atlánticas al sur de Mauretania y Guinéa ecuatorial, hasta el sur del Chad en el centro de África, que parece ser su límite al Este. Como ejemplo, encontramos a Alqueva que, desde Badajoz, inverna al sur de Mauritania; mientras Cofín, tras nidificar en La Rioja, atraviesa el desierto del Sáhara por Algeria, e inverna al sur del Chad, separadas ambas áreas por más de 3.000 kilómetros.

Extensión área de invernada Aguililla calzada (SEO/BirdLife)

Extensión área de invernada Aguililla calzada (SEO/BirdLife)

Todo esto es el aperitivo para digerir lo que parece están haciendo algunos años algunas calzadas. En Cartagena, donde vivo, mi amigo Conri se ha dedicado los dos últimos otoños a coordinar un censo de aves rapaces en migración, en el cual he participado. Subido a una pequeña montaña, “La Muela”, en la Sierra Litoral murciana, he tenido el privilegio de ver pasar ante mis ojos no pocas aguilillas camino de África.

La Muela,Cartagena, perspectiva desde punto de censo

La Muela,Cartagena, perspectiva desde punto de censo

Sin embargo, algunas (no pocas) parecían tener la brújula trastornada pues, en vez de tomar la ruta Sur, las veía tomar el sentido Norte ¿¿??. Una pequeña vuelta pensé, quizás buscando ¿un lugar donde pasar la noche?. No, pues eran las primeras horas de la mañana, no parecía probable esta hipótesis. Tal vez ¿esquivar una frente nuboso, con fuertes vientos que dificultaban la ruta perfecta?. No, el clima en todo el litoral hasta Cádiz, donde las había visto cruzar a África tantas veces desde Tarifa, estaba “limpio” y despejado. Entonces, ¿que sentido tenía ese camino aparentemente “equivocado”?. Como es lógico, fue uno de los comentarios que se produjeron entre el equipo de censadores esos días de otoño. A todos nos pareció extraño, ya que todos pudimos presenciar el “extraño fenómeno”. Así pues ¿que estaba ocurriendo?. Buscando respuestas me encontré con la misma situación vivida por otros censadores en tierras valencianas, años atrás. Así pude leer en el Ardeola 54 (2): “Durante el otoño de 2004 tuvo lugar una migración extraordinaria de más 600 aguilillas calzadas Hieraaetus pennatus que se desplazaron desde el sur de España a Italia, a través de la Francia mediterránea”.

Ruta "antimigratoria" utilizada por aguilillas calzadas en su ruta hacia Africa

Ruta “antimigratoria” utilizada por aguilillas calzadas en su ruta hacia Africa

Y como en el circo, el “mas difícil todavía”. Ahora resulta que algunas ni tan siquiera migran, sino que se quedan a invernar en España. Durante este pasado invierno (2014-15), dos de las águilas calzadas marcadas por SEO se quedaron a invernar en tierras valencianas, Maruján procedente de Málaga y Raña desde Ciudad Real.

Área invernada Marujan y Raña, 2014-15 (SEO/BirdLife)

Área invernada Marujan y Raña, 2014-15 (SEO/BirdLife)

Así pues, este fenómeno de sedentarización, que ya se conocía desde los años 80, parece que se “alimenta” de individuos ibéricos, al menos. Ahora queda por confirmar, o no, si existen otras procedencias europeas, extraibéricas, de estos cada vez más abundantes invernantes, cuyo objetivo es, especialmente, la ribera mediterránea.

Distribución observaciones invernales de calzada (Martínez, J.E. y Sánchez Zapata, J.A., en Ardeola 46(1), 1999)

Distribución observaciones invernales de calzada (Martínez, J.E. y Sánchez Zapata, J.A., en Ardeola 46(1), 1999)

Finalmente, resulta razonable hacernos algunas preguntas como ¿porqué algunas aves migran y otras no?, ¿cual es el motivo por el que unas lo hacen al sur, directamente, mientras que otras dan un gran rodeo por el arco mediterráneo norte?, ¿es solo una cuestión de alimento?, ¿todo es genética?, … cuantas preguntas sin respuesta, cuanta diversidad y adaptabilidad.

Así pues … a seguir las aves.

Aguililla calzada, vuelo migratorio. La Muela, Cartagena.

Aguililla calzada, vuelo migratorio. La Muela, Cartagena.

Pero antes no te pierdas este bonito vídeo de la web de SEO migraciondeaves.org (clickar en “Video”).

 

Enlaces de interés:

Programa MIGRA, SEO/BirdLife

Algunas águilas calzadas ya no invernan en África

Invernada Aguililla calzada y culebrera europea en España

Anuncios

5 comentarios en “Migración y adaptabilidad

  1. Pingback: Aguililla calzada (Aquila pennata), cambios migratorios y climáticos. | SiguiendoAves

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s