La Gaviota y la pesca

Con el pico rojo y las patas verdes, la gaviota de Audouin (Larus audouinii), siempre ha sido una gaviota “rara” y singular. Calificada como “la gaviota más amenazada del Mediterráneo” en los años sesenta con apenas 1.000 parejas, inició una espectacular recuperación en 1981, cuando comenzó a nidificar en el Delta del Ebro. A inicios de la década de los 90 ya eran más de 15.000 parejas, y en la actualidad más de 22.000.

Gaviota de Audouin (Larus audouinii)

Gaviota de Audouin (Larus audouinii)

Esta recuperación siempre me pareció prodigiosa, algo poco común, y solo comparable con la respuesta de algunas pocas especies (por ejemplo el calamón) a los planes de recuperación puestos en marcha. Un paradigma del éxito en la aplicación de medidas de conservación y gestión de las especies, digno de estudio en si mismo.

Mi interés en esta especie se remonta a las primeras observaciones, de inicios de los 80, en mis queridas Salinas de San Pedro del Pinatar, lugar que por aquel entonces recibió importantes amenazas (alguien se atrevió a decir que “en San Pedro solo hay culebras y ratas”, o algo muy parecido). Por este motivo, en 2006, cuando coordinaba el Taller de Naturaleza de la Universidad Popular de Cartagena / ANSE, tuve la suerte de contar como ponente de una charla con Ángel Sallent, gran ornitólogo y amigo, que en esos momentos participaba en un estudio sobre esta especie, el Life “Conservación de Larus audouinii en Isla Grosa (Murcia)”. Durante la charla nos habló, entre otras cosas, de la estrecha relación entre estas gaviotas y las actividades pesqueras.

Taller de Naturaleza, Charla Ángel Sallent, Universidad Popular de Cartagena / ANSE

Taller de Naturaleza, Charla Ángel Sallent, Universidad Popular de Cartagena / ANSE

Y es que el aspecto trófico (alimentación) ha sido una de las claves de su espectacular éxito. En la década de los sesenta y setenta, los científicos la describían como una gaviota poco “antropófila”, es decir, poco amiga de buscar la presencia de actividades humanas. Pero todo cambió cuando las gaviotas del Ebro y Columbretes descubrieron que se podían alimentar de los desechos de los barcos de pesca (Paterson, A. 1997: 245). Incluso hoy que, como si fueran descaradas gaviotas patiamarillas, se las puede ver recogiendo los “gusanitos” y restos de alimentos de las playas junto a sorprendidos bañistas.

Gaviota de Audouin (Larus audouinii). Playa del Mojón,  San Pedro del Pinatar

Gaviota de Audouin (Larus audouinii). Playa del Mojón, San Pedro del Pinatar

Además, comenzando en aquellas fechas, esta especie está siendo sometida a un intenso anillamiento con anillas de PVC de lectura a distancia, produciendo gran cantidad de avistamientos de individuos marcados y ofreciendo una abundante información sobre sus movimientos.

La última anilla que yo he leído ha sido una Audouin conocida como AWZZ, anillada como pollo el 22 de junio de 2007 por ANSE en Isla Grosa (Murcia) y que, a partir de 2011, empezó a “cosechar” avistamientos en las costas murcianas y malagueñas durante los meses de abril hasta agosto, dejando preguntas como ¿donde estuvo entre 2007 y 2011? o ¿a donde se dirige entre los meses de septiembre y marzo?. Estas preguntas están siendo respondidas por numerosos estudios que han focalizado su interés en esta especie.

Gaviotas de Audouin (Larus audouinii) con anillas de PVC.

Gaviotas de Audouin (Larus audouinii) con anillas de PVC.

Entre los últimos, quiero destacar el protagonizado por el equipo de Juan Becarés y otros investigadores, recientemente publicado en PLOS ONE, titulado “Modelling Terrestrial and Marine Foraging Habitats in Breeding Audouin’s Gulls Larus audouinii: Timing Matters”.

(http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0120799#pone-0120799-g001)

Este estudio continua la línea de investigaciones previas sobre sus movimientos, aspecto clave para la conservación, pero tiene de novedoso que nos descubre con precisión como son estos desplazamientos mientras está nidificando, y los relaciona con otras características de su entorno.

Gaviota de Audouin (Larus audouinii) en área de la colonia de nidificación.

Gaviota de Audouin (Larus audouinii) en área de la colonia de nidificación.

En 2011, marcaron 60 individuos de los que, posteriormente, recuperaron la información contenida en los GPS loggers de 36 de ellos. Los GPS loggers son pequeños dispositivos que se instalan en el dorso de la gaviota, que tiene que ser recapturada posteriormente para extraer la información de sus desplazamientos. Así, han analizado detalladamente sus movimientos en el Delta del Ebro, donde están nidificando, coincidiendo además con una moratoria en la pesca de arrastre hacia el norte del área citada.

Así, hemos sabido que, durante los días en los que los barcos están faenando en aguas del Delta, la mayoría de las Audouin los siguen para aprovechar sus descartes (“arrastre” durante el día, y “cerco” durante la noche). Una de las cosas más interesantes fue comprobar como evitaron las zonas con moratoria de arrastre (por tanto, donde no se estaba faenando) mostrando seis veces mayor abundancia donde si había barcos pescando, que donde no lo estaban.

Pesqueros en puerto.

Pesqueros en puerto.

Esto confirma, una vez más, la gran influencia que las actividades pesqueras tienen sobre esta especie. Algo que queda en evidencia al comprobar que, durante los fines de semana, en los que no hay actividad pesquera, las gaviotas se movieron mucho menos por el mar y prefirieron prospectar los campos de arroz del Delta.

Delta del Ebro. Desplazamientos gaviotas marcadas en líneas amarillas.

Delta del Ebro. Área de estudio. Desplazamientos de gaviotas marcados en líneas amarillas.

El estudio confirmaría una gran adaptabilidad respecto a su alimentación, destacando la capacidad singular de esta especie para estar hasta 3 días lejos de la colonia, de la que se aleja hasta 190 km, algo inhabitual en otras gaviotas.

Esta información es particularmente relevante en el escenario actual, donde se van a producir nuevas regulaciones sobre los descartes de las pesquerías por parte de la Unión Europea que, a juzgar por estos resultados, influirán en el futuro de la gaviota de Audouin.

Gaviotas

Gaviotas “pescando” descartes de un barco pesquero

Dos factores estarían actualmente incidiendo negativamente en la conservación de esta especie, evitando un comportamiento más “natural” a la hora de alimentarse:

1.- la sobreexplotación de los pequeños peces pelágicos, de los que la Audouin se alimenta.

2.- y la escasez de atunes, predadores también de estos peces, que les “fuerzan” a subir a la superficie huyendo, y así facilitar su captura por estas aves marinas no buceadoras.

Estos dos circunstancias “empujarían” a las gaviotas de Audouin a una mayor dependencia sobre los descartes pesqueros y otras actividades humanas.

En este sentido, apuntar a que las aves prefirieron descansar en los puertos y los campos de arroz y, solo una pequeña parte, lo hicieron en entornos más “naturales”, como el mar.

Gaviota de Audouin (Larus audouinii).

Gaviota de Audouin (Larus audouinii).

Todo lo anterior me ayuda a entender mejor los sucesos que una vez leí acontecieron en la colonia de Audouin de las Islas Chafarinas (frente a Melilla) en los primeros años de este siglo XXI, y que explicaba de este modo el investigador Jacob González-Solis: “Durante la semana de la fiesta del cordero, cuando ningún tipo de pesquería faenó, la predación sobre huevos de gaviota de Audouin (por parte de la patiamarilla) se incrementó dramáticamente, lo que sugiere que la escasez de alimento provocada por la parada de las pesquerías puede propiciar un incremento de la predación de la gaviota patiamarilla y afectar a la productividad de la gaviota de Audouin”. Y es que, como la ecología nos enseña, todo está “relacionado”, y hasta las decisiones religiosas pueden afectar a la conservación de las especies.

Por último, te aconsejo que veas este vídeo inédito, donde podrás observar los movimientos de las Audouin sobre el Delta y alrededores, durante esos 10 días en el que se realizó el estudio, merece la pena. Fíjate en la gaviota número 01 (noctámbula) y como el lunes 16 de mayo, tras pasar la noche en el mar abierto, desaparece hacia el norte ¿que le ocurriría?.

https://plus.google.com/103356447493258179978/posts/XMpES92Pj8G?pid=6140318539729907762&oid=103356447493258179978

¿Y a tí que gaviota te gustaba más?, ¿la escasa y rara, indómita y salvaje, poco amiga de lo humano, de antes? o ¿la mucho más abundante, dócil y menos arisca, actual?.

Enlaces y bibliografía de interés:

Bécares J, García-Tarrasón M, Villero D, Bateman S, Jover L, et al. (2015) Modelling Terrestrial and Marine Foraging Habitats in Breeding Audouin’s Gulls Larus audouinii: Timing Matters. PLoS ONE 10(4): e0120799. doi:10.1371/journal.pone.0120799

Jacob González-Solis, 2003, Scientia Marina, 67 (Suppl. 2): 83-88.

Paterson, A.1997. “Las Aves Marinas de España y Portugal”. Ed. Lynx.

Anuncios

4 comentarios en “La Gaviota y la pesca

  1. Hola Antonio. Acabo de descubrir esta entrada tras ver tu post de facebook. Me ha gustado mucho, enhorabuena y gracias por sacar a la palestra este asunto.
    Yo la verdad es que no sé de qué lado pronunciarme…es una especie preciosa, y tengo la suerte de verlas aquí en la costa de Doñana en ambos medios: en el mar y la playa, y en el puerto pesquero. En el mar tiene más encanto, pero en el puerto me lo ponen más fácil para leer anillas 😉
    Un saludo y buen post!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s