La migración, lo que les importa a las aves

La migración está “lanzada” y como muestra un botón. Hace pocos días, el 11 de abril, durante un recorrido de campo con compañeros de la “I Jornada de Censos SEO” organizada por ANSE, pudimos observar dos de nuestras habituales aves migradoras: el papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca) y la collalba gris (Oenanthe oenanthe). Ambas especies nos visitan en su camino hacia tierras más norteñas. Y ambas dejarán de verse en este rincón del sureste ibérico pronto, buscando lugares más húmedos donde sacar adelante a su futura prole.

Collalba gris, Rambla del Cañar, Cartagena

Collalba gris, Rambla del Cañar, Cartagena

Todo esto sucedía, además, en uno de los paisajes más bonitos que conozco: la rambla del Cañar, situada entre las poblaciones de Tallante e Isla Plana, un marco adecuado para estas bonitas aves. Yo, si fuera un ave, también me gustaría pasar en mis viajes migratorios por lugares tan hermosos como la Rambla del Cañar.

Peñas blancas en la Rambla del Cañar

Peñas blancas en la Rambla del Cañar

Pero si hablamos de aves en paso, en los últimos días, también he observado otras especies migradoras en entornos muy diferentes.

El pasado día 10 de abril, como otros días antes, me asomé a una balsa maloliente y ciertamente desagradable en su aspecto. Es una balsa de aguas residuales situada junto al barrio de Los Dolores. Recibe las aguas fecales de las viviendas de esta zona de Cartagena, no hace falta seguir en su descripción ¿verdad?.

Balsa de aguas residuales, Los Dolores (Cartagena)

Balsa de aguas residuales, Los Dolores (Cartagena)

La razón de mi interés por este pequeño lugar, rodeado de parcelas agrícolas y muy cerca de viviendas, es que aquí observé hace ya unos meses una corneja cenicienta (Corvus cornix) como ya comenté en una de las primeras entradas del Blog, y me gusta echar un vistazo por si se le ocurre volver a la zona.

Siempre he visto por aquí alguna garcilla bueyera (Bubulcus ibis), grajillas (Corvus monedula) y gaviotas reidoras (Larus ridibundus) pero éstos, ya sabemos, son unos “todo terreno” capaz de sacar provecho de vertederos y otros lugares por el estilo.

Pero este día no. Este día había otros “ilustres” visitantes en la “atípica” laguna. Hasta 7 andarríos bastardos (Tringa glareola) se estaban dando un festín de insectos y otros artrópodos, picoteando aquí y allá sobre el agua, lodos y vegetación de la balsa.

Andarríos bastardo en balsa aguas residuales, Los Dolores

Andarríos bastardo en balsa aguas residuales, Los Dolores

Además de los andarríos, también estaban un grupito de cigüeñuelas (Himantopus himantopus), un par de chorlitejos chicos (Charadrius dubius), una gallineta (Gallinula chloropus) y un solitario archibebe claro (Tringa nebularia)

Chorlitejo chico en balsa aguas residuales, Los Dolores

Chorlitejo chico en balsa aguas residuales, Los Dolores

Lo reconozco, este elenco de especies no me lo esperaba. Quizás si las cigüeñuelas, que aprovechan hasta los charcos temporales que, tras las lluvias, se forman en los márgenes de los cultivos. O los chorlitejos chicos y gallinetas, auténticos especialistas en aprovechar cualquier oportunidad allá donde aparece algo de humedad en entornos agrícolas. Pero no a los bastardos, a estos no los imaginaba en este maloliente lugar.

Cigüeñuela en balsa aguas residuales, Los Dolores

Cigüeñuela en balsa aguas residuales, Los Dolores

Sin embargo, pensé, aquí tienen todo lo que ahora pueden necesitar: alimento y tranquilidad. Realmente, durante la migración, las aves necesitan lo mínimo, quizás menos que en cualquier otro momento de su ciclo vital. Así que ¿porqué no?, al fin y al cabo esta desagradable balsa representa ese mínimo: un lugar tranquilo y comida. En otros momentos la cosa si que se complica, durante la nidificación necesitan un lugar para construir su nido, suficiente alimento cerca del mismo, tranquilidad para ellos y su prole e, incluso, evitar temas de posibles parásitos … ¡¡ uufff !! una tarea complicada.

Así que, a partir de ahora creo que esta balsa, muy cerca de mi casa, se va a convertir en uno de mis lugares habituales en mis correrías pajareras.

Y es que las aves no entienden de paisajes inalterados y prístinos, eso se lo dejan a los exigentes humanos.

Un cordial saludo.

Webs de interés:

http://www.seo.org/listado-aves/

http://www.enciclopediadelasaves.es

http://www.vertebradosibericos.org/aves.html

http://ibc.lynxeds.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s